968 79 40 80
Idioma

Articulo informativo acerca de los trastornos del habla y el lenguaje,

por Sonia Muñoz, directora y logopeda del centro Neurocell Institute.

 

 

La terapia del habla y del lenguaje es el tratamiento para la mayoría de los niños con discapacidades del habla y aprendizaje del lenguaje. Las discapacidades en el habla se refieren a problemas con la producción y articulación de sonidos, mientras que los problemas con el aprendizaje del lenguaje son las dificultades al combinar las palabras para expresar ideas.

Trastornos del habla y del lenguaje

La Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (American Speech-Language-Hearing Association, ASHA) clasifica los trastornos del habla según describimos a continuación:

· Los trastornos de articulación – dificultad para producir sonidos en las sílabas y emisión palabras de forma incorrecta de modo que otras personas no pueden entender lo que la persona está diciendo.

· Trastornos con la fluidez del habla con problemas que incluyen tartamudez – una condición donde el habla se interrumpe debido a pausas anormales, repeticiones o sonidos prolongados y sílabas.

· Resonancia o trastornos de la voz – incluye problemas con el tono, el volumen o la calidad de la voz. Distrae a los oyentes de lo que se está diciendo. Estos tipos de trastornos también pueden causar dolor al niño o hacerle sentir incómodo cuando está hablando.

· Disfagia oral/trastornos de la alimentación – incluye dificultades al comer o al tragar.

Los trastornos del lenguaje pueden ser receptivos o expresivos:

· Los trastornos receptivos se refieren a las dificultades al comprender o procesar el lenguaje.

· Los trastornos expresivos incluyen dificultades para combinar palabras, vocabulario limitado o inhabilidad para usar el lenguaje de forma socialmente apropiada.

El logopeda atiende los trastornos en la articulación del lenguaje, problemas con su fluidez, trastornos orales, motores y de la voz, así como trastornos en el lenguaje receptivo y expresivo.

En logopedia, el terapeuta  trabajará con el niño individualmente. Se utilizan una variedad de estrategias incluyendo:

· Intervención del lenguaje. En estos ejercicios el logopeda interactuará con el niño jugando y hablando. El terapeuta puede utilizar fotos, libros, objetos o eventos actuales para estimular el desarrollo del lenguaje. El terapeuta también puede pronunciar correctamente las palabras como ejemplo y utilizar ejercicios de repetición para fortalecer el habla y los mecanismos del lenguaje.

· Terapia de la articulación. Los ejercicios de articulación o producción de los sonidos incluyen la pronunciación correcta de sonidos y silabas por parte del terapeuta, generalmente durante actividades de juego. El terapeuta le demostrará físicamente al niño cómo emitir ciertos sonidos como el sonido de la “r” y cómo mover la lengua para producir ciertos sonidos.

· Terapia oral y motora de la alimentación. El terapeuta utilizará una variedad de ejercicios, incluyendo el masaje facial, y movimientos para ejercitar la lengua, labios y mandíbula que fortalecen los músculos de la boca. El terapeuta también trabajará con diferentes texturas y temperaturas de alimentos para incrementar la atención oral del niño mientras come y traga.

· Terapia Fono-respiratoria. El logopeda lo que busca en este caso es una voz óptima y adecuada para el sujeto, por lo que utiliza ejercicios de coordinación  y relajación postural, agilidad muscular oral, respiración, resonancia e impostación vocal, entre otros.

Hay gran variedad de razones por las que los niños pueden necesitar logopedia:

·         Problemas de audición

·         Retrasos cognitivos (intelectuales, del raciocinio) u otros retrasos del desarrollo

·         Musculatura oral débil

·         Defectos de nacimiento, Disglosias como el labio leporino

·         Autismo

·         Dislalias

·         Problemas motores

·         Problemas respiratorios (trastornos de la respiración)

·         Trastornos al tragar

·         Lesiones cerebrales traumáticas

·         Etc.

La terapia debe comenzar lo antes posible. Los niños que reciben terapia temprano en su desarrollo (aquellos menores de 3 años de edad) tienden a tener mejores resultados que aquellos que comienzan la terapia más tarde. Esto no quiere decir que los niños mayores no se beneficien de la terapia, sino que lo hacen a un ritmo más lento porque ya han aprendido otros patrones que deberán cambiar.

Neurocell Institute, en Yecla (Murcia), les ofrece la terapia de Logopedia, además de otras terapias como Método Pádovan, Reeducación Auditiva Bérard, Neurofeedback, Método Therasuit, Fisioterapia, el sistema de marcha asistida con robot Walkbot, Psicología, Medicina Hiperbárica,  etc.

Si desea más información acerca de las diferentes terapias, puede visitar nuestra web: www.neurocell.es

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>