968 79 40 80
Idioma

Neurocell Institute recomienda el siguiente artículo sobre Esclerosis Múltiple:

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad que afecta a 40.000 personas en España, 500.000 en Europa y más de dos millones en todo el mundo. Se trata de una enfermedad neurológica, por tanto, afecta al sistema nervioso, es decir, al cerebro y médula espinal. De la mayoría de enfermedades se conocen sus posibles causas, pero ésta es una de aquellas que la medicina todavía no ha podido dar una explicación del por qué de su aparición. Por el contrario, se sabe que tiene que ver con el sistema inmunológico. Este sistema es el encargado de defendernos de todo aquello externo a nosotros (virus, bacterias, etc.), pero, a veces, pierde el control y comienza a luchar contra nuestro propio cuerpo, por tanto, hablamos de una enfermedad “autoinmune”.

El sistema nervioso está compuesto por una células especiales, las neuronas, encargadas de enviar los impulsos eléctricos, los cuales permiten prácticamente todo lo que pasa en nuestro cuerpo. Las neuronas están conectadas entre sí, una detrás de la otra, formando circuitos mucho más complejos de los que nos podemos imaginar. Todo el conjunto de neuronas forman el cerebro, la médula espinal, así como los nervios que nacen de ésta última a lo largo de nuestra columna. Las neuronas constan de un cuerpo, que recibe la información (en forma de impulso eléctrico) de las neuronas precedentes, y de una especie de cola larga y delgada, el axón, por el cual viaja dicha información. El axón es la parte más importante ya que se encuentra envuelto por una especie de gelatina grasienta, la mielina. La mielina tiene una doble función: proteger el axón, así como permitir que la transmisión de los impulsos nerviosos se lleven a cabo correctamente y a grandes velocidades.

Por tanto, la Esclerosis Múltiple aparece cuando el sistema inmunitario se altera y visualiza la mielina como un enemigo potencialmente nocivo para nuestro organismo. Así, las células “defensoras” atacan directamente a la mielina provocando una inflamación y con la consiguiente destrucción de la misma. A partir de aquí, aparecen los síntomas, que dependen de la zona que haya sido atacada variando entre personas y en una misma persona a lo largo de la evolución de la enfermedad. Aún así, los síntomas estrella que van ligados el uno con el otro son la sensación de debilidad y de fatiga, incluso en momentos de reposo. Otros síntomas frecuentes son los hormigueos, la rigidez muscular y/o espasticidad, alteraciones de la coordinación, el equilibrio, la sensibilidad, el habla, la función sexual, la memoria, trastornos visuales, marcha inestable o ataxia, trastornos cognitivos, etc. Pueden durar días o meses, reduciéndose o incluso desapareciendo pero, posteriormente, se poden volver a manifestar, por lo que hablamos de un “brote”. Es importante decir que la exposición al sol puede empeorar los síntomas.

Existen dos fases diferentes: cuando aparece un brote y entre brotes. La primera, causante de la exacerbación de los síntomas y de la posible aparición de otros, siendo un periodo de tiempo con muchos cambios, es un periodo delicado en el cual solo se puede esperar a que pase, con la toma de “corticoides”. Una vez hemos pasado a la segunda fase, entre brotes, es decir, cuando haya pasado un brote, lo más importante es rehabilitar a las personas de todas las secuelas que el brote le haya dejado, así como mejorar en todos los aspectos (físico, psíquico, etc.) para que las secuelas que deje el próximo brote sean más leves.

Todavía no se dispone de un tratamiento curativo para la Esclerosis Múltiple, solo utilizamos medicamentos que controlen en cierta medida algunos de los síntomas proporcionando una mejor calidad de vida, así como medicamentos denominados “modificadores de la enfermedad”, los cuales son más eficaces cuanto más pronto se tomen y antes de que la enfermedad haya comenzado a producir cambios importantes. Juntamente con esto, la rehabilitación, llevada a cabo por fisioterapeutas, frena la evolución de las consecuencias de la enfermedad proporcionando una mayor independencia de la persona por un tiempo más prolongado, en aquellos casos en los que la enfermedad sea más agresiva, y de mantenimiento para aquellas que sufren pequeños cambios. Pero, lo más importante es actuar desde el momento del diagnóstico e independientemente de la gravedad de los síntomas que produzca.

Fuente: http://www.fisioterapia-online.com/articulos/esclerosis-multiple-una-enfermedad-caprichosa-enigmatica-e-impredecible

Desde Neurocell Institute, centro de Neurorehabilitación en Yecla (Murcia), deseamos que la lectura de este artículo les haya resultado interesante.

Además de Fisioterapia, en Neurocell Institute les ofrecemos también Logopedia, Psicología, Método Pádovan, Marcha Asistida por Robot Walkbot, Medicina Hiperbárica, Neurofeedback, Reeducación Auditiva, Therasuit, etc.

Para más información visite nuestra web: www.neurocell.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>